Conoce los dos niveles de innovación para tu marca personal

Conoce los dos niveles de innovación para tu marca personal imagen

En los años 1900, nadie estaba interesado en desarrollar marcas personales, ya que fue una época donde existían muchos conflictos y se contrataban por recomendaciones o porque no había más opciones para seleccionar o tomar en cuenta. Sin embargo, mientras más avanzaban y se desarrollaban las diversas áreas laborales, las empresas empezaron a exigir más a los nuevos profesionales a nivel de estudios, conocimientos y experiencias; y se empezaron a dar cuenta de la importancia de desarrollar su auto-posicionamiento y marca en el mercado.

La primera vez en usar el nombre de marca personal o personal branding, fue en el año 1937 en el libro Think and Grow Rich, de Napoleon Hill, donde se incentivaba a la venta y compensación por las ideas que puede desarrollar cada persona; después de empezar a dar las primeras pinceladas en el área, en el año 1981 se lanzó un libro llamado Positioning: The Battle for Your Mind, de Al Ries y Jack Trout. Donde en uno de sus capítulos, incentivaba al posicionamiento profesional, creando estrategias de mercadeo para seguir avanzando en el mercado laboral y posteriormente el término fue popularizado por Tom Peters.

¿Por qué quise compartir esa pequeña historia de marca personal?

Porque nos ayuda a entender la razón principal del surgimiento de las marcas propias, para poder destacar y ser la primera opción en el mercado y para poder alcanzar ese nivel de cotización por los servicios profesionales, es necesario tener creatividad, ingenio, visión e innovación; para poder afrontar cualquier obstáculo que se nos puede presentar en el camino, ya sea recursos, contactos, tiempo, etc.

Y para poder mantenernos a flote y ser contantes con una visión a futuro, es necesario tener desarrollado la innovación en nuestra mente, buscar diversas soluciones de procesos cotidianos y saber reinventarnos.

En el libro de Innovación, de la idea al éxito, escrito por Francisco Pecorella, se propone que la innovación está clasificada en dos niveles, el primer nivel es el iceberg de la innovación y el segundo nivel es el alcance de la innovación.

El iceberg de la innovación imagen

El primer nivel – El iceberg de la innovación

Innovación visible

La parte superior del iceberg, muestra hacia dónde va dirigida la innovación y donde el público objetivo o consumidor perciben de forma directa el nuevo enfoque, ya sea la actualización de la web, mejorar la experiencia única, buscar un nuevo enfoque de conexión con el público, el desarrollo de un nuevo producto, infoproducto o servicio, etc.

Innovación invisible

Es la parte inferior del iceberg, que mayormente es percibido por los colaboradores, aliados y equipo de trabajo; este tipo de innovación se enfoca en la reducción de costos internos (ya sea en el mantenimiento de las presencias digitales, fotos, organización de eventos, equipos, etc.), optimización de procesos internos, automatización de procesos, aumentar la calidad de los productos. La mejora interna la pueden percibir los consumidores, sin embargo, no es una percepción directa.

El segundo nivel – El alcance de la innovación

En este nivel Francisco propone la presentación de los resultados de la innovación al cliente, donde se divide en tres etapas principales: incremental, evolutiva y disruptiva.

Primera etapa – Innovación incremental

Son mejoras pequeñas pero acumulativas, que aportan valor, en pocas palabras, son actualizaciones que se van realizando pero que nadie las percibe de manera directa y rápida. Un ejemplo de ello: cuando decides realizar pequeñas mejoras de SEO en tu página web, ya sea revisión de enlaces rotos, o si decides vectorizar tu logo personal, eso posiblemente no lo perciban de manera rápida.

Segunda etapa – Innovación evolutiva

En esta etapa la innovación debe impactar y satisfacer necesidades latentes o descubrir el insight de los clientes, nuevos segmentos del mercado o un sector no atendido por nuestra competencia. Un ejemplo: es la reducción significativa de pasos que debes hacer a la hora de inscribirte a un curso en tu plataforma como facilitador. Por ejemplo: en vez de realizar 5 pasos, solamente realiza 1 paso con 6 campos principales que debe rellenar, esto puede ser una evolución significativa con respecto al tiempo ahorrado y la facilidad de interacción con la plataforma.

Tercera etapa – Innovación Disruptiva

La última etapa se enfoca en el desarrollo de nuevos productos diseñados para un mercado dormido, o menos explorado, este tipo de innovación se aparta del proceso actual que tienes como marca personal, saliendo de tu zona de confort para explorar y descubrir.

Recuerden que la disrupción, es romper con los paradigmas que existen en la actualidad, creando productos visionarios, que posiblemente en el inicio habrá pocas personas que lo sigan y confíen en él, pero poco a poco se convertirá en un producto líder; y si no me crees, revisa la historia de Blockbuster y Netflix.

Ejemplo:

Si eres diseñadora gráfica, y te acabas de percatar que existen muchos profesionales que les cuestan desarrollar un social media kit para presentar su trabajo, puedes vender diseños genéricos para ser editados y personalizados, sería un producto exclusivo, si te enfocas en este rubro, tienes alta posibilidad de destacar y posicionarte en ese micro-sector.

Una vez pasado por los dos niveles de la innovación, es hora de clasificarlos y plasmarlos en el siguiente cuadro

plantilla de NIVEL DE ALCANCE DE LA INNOVACIÓN imagen

Les compartiré mi cuadro personal de la innovación que he realizado en el año pasado, espero que con el siguiente modelo puedas tener un punto de partida y te animes a desarrollar tu propio cuadro:

Matriz de innovación de Yi Min Shum imagen

Algunos consejos para la realización del cuadro de innovación personal

  • Es necesario realizarlo con calma, ya que son estrategias, proyectos, productos y servicios que deseas pulir o desarrollar.
  • A la hora de definir las innovaciones, es necesario que esté conectado con tus objetivos.
  • Se recomienda siempre tenerlo lo más actualizado posible, ya que te ayudará a ver el progreso que vas obteniendo.
  • Disfruta del proceso de tu innovación personal, recuerda que el desarrollo de una marca no es una carrera de corta distancia.

¿Usarías este consejo para explorar la innovación de tu marca personal?

Puedes leer el artículo sobre 60 lecciones que puedes aplicar a tu marca personal, haciendo clic.

 
Te recomendamos los siguientes artículos



Conoce los dos niveles de innovación para tu marca personal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *